Para mantener un portal abierto y actualizado en el que podamos debatir sobre el uso de la tecnología, en Dialogando te queremos escuchar. ¿Hay algo sobre el mundo digital que quieras conocer? ¡Habla con nosotros! Para otro tipo de información contáctanos a través de redes sociales: Facebook y Twitter: @mimovistar o descárgate la app de Mi Movistar.

Todos los campos son obligatorios*

X

Comportamiento - 25/10/2018

Hoy los niños quieren ser Youtubers

4 min Tiempo de lectura

Hace menos de una década, cuando le preguntábamos a nuestros niños que soñaban ser

cuando grandes, escuchábamos: profesor(a), actor o actriz, médico, bombero, etcétera. Hoy

en día los niños, además quieren ser Youtubers, pero no cuando grandes, sino que ¡ahora!

¿Qué hacer ante esta inquietud? ¿Qué podemos hacer como padres, docentes y adultos?,

¿Cómo guiar y resguardar a los más pequeños, sin pisar sus sueños? Sí, es probable que

busquen imitar a sus ídolos pero, ¿es bueno para ellos estar tan expuestos públicamente

siendo tan pequeños?

 

Es relevante poder abordar esta inquietud desde la calma y el conocimiento siempre

teniendo muy claro que en el mundo virtual, el marketing y la fama crean una imagen

muchas veces falsa exacerbando los “beneficios” de ser Youtubers lo cual hace que las

expectativas sean muy lejanas a la realidad.

 

Lo que muestran los Youtubers “exitosos”, que para muchos son sus ídolos, es el mundo

casi ideal, regalos de marcas como por ejemplo juguetes, comida, viajes y gratis. En

algunos casos ganar dinero siempre y cuando tengas miles o millones de likes.

Como adultos sabemos y estamos conscientes que es probable que no lleguen todos esos

soñados likes y pasemos a ver a niños frustrados, porque no obtuvo los me gusta

suficientes o porque las opiniones no son las que esperaba, pero es muy complejo el

abordar esto con niños que no tienen la madurez emocional suficiente.

 

En estricto rigor los niños menores de 14 años no pueden abrir una cuenta en Youtube, por

lo que son los adultos a cargo o los papás que deberían abrir la cuenta, aunque en la

realidad es probable que muchos ni siquiera saben que sus hijos suben día a día horas y

horas de videos y lo peor es que sin supervisión de un adulto que pueda tomar conciencia

de aquello siempre es necesario que haya un adulto, ya sea aconsejando o resguardando lo

básico, hablamos de proporcionar un entorno seguro para un menor de edad.

 

Algunos de los Youtubers más exitosos, tienen por lo menos un equipo entre 3 y 5 personas

detrás. Papás por favor no se vuelvan locos pagando estos cursos a sus hijos ni a ustedes

es probable que estas ganas de ser Youtuber, sea el nuevo juego de moda de tu hijo y

después de un mes, tu pequeño olvide este “sueño”.

 

Pensemos que les fue bien y tiene un canal con mucho tráfico y con ello vienen las marcas,

las que regalan cosas; bueno también comienza la masificación y los comentarios pero

¿serán estos comentarios los más idóneos para un niño que está formando su autoestima e

imagen de sí mismo? Recordemos que estas plataformas han exacerbado el narcisismo y

bueno aquí comienza el riesgo de la sobreexposición y también las horas de trabajo de

grabación, quedando la privacidad fuera del juego. Luego las críticas y por sobre todo

aquellos comentarios que pueden herir al niño Youtuber, sin contar los votos negativos,

desencadenando probablemente una frustración y negatividad que depende de la edad y

madurez emocional, aún no sepan lidiar con ello, por lo menos no antes de los 16 años.

Si eres un papá y tu hijo quiere grabarse, con mucha calma explícale los pros y los contras:

en los primeros se encuentra el potenciar las habilidades comunicaciones y el abordar una

inquietud, aumentando el proceso de la creatividad. Los contras e inconvenientes son la

sobreexposición por lo que no tendrá privacidad, eso simplemente ya no sería parte de su

vida. Aumento de la frustración o baja autoestima, debido a que probablemente no todos

van a gustar de sus vídeos. Por último, su huella digital se verá incrementada de manera

importante y será imposible borrarla.

 

Ahora si, aún así, quiere grabar y subir el material a la plataforma, quizás pueda tener un

canal privado, donde los miembros de la familia puedan acceder y opinar desde el amor o

puedes desactivar los comentarios, pues al final de todo hacer vídeos, puede también

potenciar la habilidad de expresarse y comunicar.

 

Se debe tener en cuenta siempre que aquellos Youtubers que son reconocidos

mundialmente, han puesto sudor y sangre en lo que han realizado. Su trabajo es estar casi

24 horas y 7 días a la semana pendientes de las plataformas, buscando contenidos y

conceptos nuevos para poder grabar un nuevo vídeo.

 

Como familia deberán evaluar sin olvidar que se puede volver un trabajo, que mal manejado

puede causar daños en los niños. Si bien como padres y adultos debemos guiar, valorar y

potenciar la curiosidad de los niños, no olvidemos que podemos realizarlo en un entorno

seguro para ellos si tomamos los resguardos y conversaciones necesarias.

 

Toma nota: hay beneficios y consecuencias de ser Youtuber y no siempre se puede obtener

lo que se quiere. Debemos tener en cuenta los obstáculos, que se nos presentarán. Los

niños pueden llegar a ser Youtubers, pero ten en cuenta todas las consecuencias, positivas y

negativas, que se pueden presentar en el camino. Niños y papás, sepan ustedes que ser

Youtuber es exigente, mínimo un vídeo al día, con una línea editorial identificable y mucha

gestión e inversión de bastante tiempo, además debes saber manejar técnicas

audiovisuales, para hacer los vídeos atractivos y de esta forma tener mayores posibilidades

de obtener más suscriptores por cada publicación.

 

Autor: Daniela Henríquez Figueredo, Relacionadora Pública, especialista en Tecnología & Infancia. Presidenta de Fundación Efecto Mariposa, Chile. Colaboradora de Dialogando.

Volver